7 de abril de 2014

Algún día los autos estarán vacíos y quietos en los pasos de cebra.


"En continuidad con el paso de cebra, un automóvil ha sido dividido en dos y pintado a rayas negras y blancas. De esta forma se convierte en su opuesto: una zona peatonal." (Julia Ramírez Blanco, Utopías artísticas de revuelta, Madrid, 2014, pág. 64). Imagen de Maureen Measure (ver más).
[Esta entrada es una cortesía de mi amigo Mariano H. de Ossorno]

No hay comentarios:

Publicar un comentario